El Parlamento Vasco aprueba la Ley de Memoria Histrica y Democrtica de Euskadi

Fecha de publicacin: 

El Parlamento Vasco ha aprobado esta mañana la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Euskadi. Nerea Melgosa, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, responsable, a su vez, de las políticas de memoria del Gobierno Vasco, tras ser aprobada esta ley, ha destacado el espíritu de acuerdo de esta Ley que se ha visto reflejado en su tramitación sumando las aportaciones de los diferentes grupos parlamentarios, “reflejo también del consenso social, político e institucional” que, según la consejera, “concita en la sociedad vasca la memoria histórica”.

Así, tras ser aprobaba esta Ley en el Parlamento, Nerea Melgosa ha subrayado que “los vascos y las vascas tenemos derecho a una memoria histórica sustentada en el principio de verdad, ese derecho de las víctimas deviene en deber para los poderes públicos, y hoy damos un paso significativo en el cumplimiento de ese deber y en el amparo de los derechos de las víctimas y en el derecho de memoria de la propia sociedad”.

Melgosa ha declarado también que “profundizar en la verdad es el camino” y para ello es necesario en palabras de la consejera “seguir investigando, facilitar el acceso a los fondos documentales, para lo que confiamos en la próxima modificación en el Estado de la Ley de Secretos Oficiales y hacer pedagogía de la memoria, muy especialmente entre los jóvenes”. 

La consejera ha destacado también que “esta no es una Ley contra nadie, es una Ley a favor de todos y todas”, y “debiera ser patrimonio común de toda persona demócrata reparar la injusticia, porque reconocer a las víctimas y restituir su dignidad nunca debiera ser instrumento de división y confrontación”.

En este sentido, Melgosa ha calificado el día de hoy como “un momento histórico, y a su vez, una responsabilidad histórica y una oportunidad histórica”, testigos de ello han sido algunos familiares de víctimas del Franquismo, así como miembros de asociaciones memorialistas, presentes en el Parlamento. Se trata de víctimas desaparecidas en la Guerra Civil, ejecutadas, víctimas de prisión franquista, y deportadas, entre otras.   

Recordando a las víctimas y todas las personas supervivientes de la Guerra Civil y el Franquismo, Melgosa ha agradecido que se mantenga “viva la memoria de las víctimas, su dignidad y sus derechos”. Ha subrayado esa labor previa de la sociedad civil y también de las instituciones vascas que ya en los años 80 comenzaron a desarrollar políticas públicas de memoria.

La consejera Nerea Melgosa se ha referido a que la aprobación de una norma con rango de Ley supone “un nuevo y decisivo impulso” a las iniciativas que desde entonces se vienen llevando a cabo, “reforzando la referencialidad de Euskadi en materia de memoria histórica y democrática”.

Principales novedades

Con el reconocimiento integral de las víctimas, la puesta en valor de los valores democráticos y los principios de verdad, justicia y reparación y la garantía de no repetición como principales pilares, esta Ley recoge una amplia batería de disposiciones y herramientas para el cumplimiento de estos objetivos.

La consejera Melgosa ha destacado entre todas: el reconocimiento individual y personalizado a las víctimas, a través de un documento oficial que se podrá hacer extensivo a las organizaciones políticas y sindicales que lucharon en defensa de los principios y libertades democráticas, así como el establecimiento de un día anual en recuerdo de las víctimas. La Ley prevé estudiar el nivel de cobertura ofrecido a las víctimas por el conjunto de medidas de reparación y señalar los déficits observados y su posible subsanación.

A su vez, contempla la creación de una Comisión Asesora de Memoria Histórica, como órgano consultivo y de participación de las entidades memorialistas, la puesta en marcha de un Directorio de Entidades de asociaciones, así como la elaboración de un Catálogo de Lugares, Itinerarios y Espacios de la Memoria Histórica de Euskadi.

Asimismo, el texto de la norma recoge algunas iniciativas que, en la práctica, ya se están llevando a cabo a través del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora, como son: la creación de un Banco de ADN para la identificación de desaparecidos de la Guerra Civil, y del Centro de Documentación de la Memoria Histórica; y el desarrollo de las fases sucesivas del Informe-base de Vulneraciones de Derechos Humanos (1936-1978). La Ley también contempla el futuro espacio expositivo de Gogora, Gogoragunea, -actualmente en fase de resolución de la licitación de las obras-   así como la red espacios expositivos de Euskadi, dos iniciativas dirigidas a la pedagogía y socialización de la memoria histórica y democrática de Euskadi.

Cabe destacar también que la Ley considera contrarias a la Memoria Histórica de Euskadi y a la dignidad de las víctimas la exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe de Estado de 1936 y de la Dictadura Franquista, de sus dirigentes o de las organizaciones que los sustentaron. La norma contempla sanciones de hasta 150.000 euros para las infracciones más graves.