Gogora informa a las familias de la identificacin de otras tres vctimas de la Guerra Civil y la represin franquista

Fecha de publicacin: 

Flix Rodrguez Arana, Francisco de la Cruz Orellana e Hipolito Berasategi Alcalde son, vctimas cuyos restos han sido recuperados de los Cementerios de Begoa y Ordua y la fosa de Iragorri

El Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos−Gogora ha identificado a otras tres víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista. Son tres casos que proceden de diferentes exhumaciones.
El caso de Hipólito Berasategi Alcalde es de especial relevancia porque se trata del primer caso identificado entre los ejecutados y desaparecidos, tras pasar por la cárcel de Ondarreta.
Fue fusilado a principios de noviembre de 1936 y se desconocía el paradero de sus restos. En 1960, se recuperaron los restos de algunos ejecutados en el entorno de Iragorri (Oiartzun), inhumados después en el cementerio de la localidad, en el monumento funerario ‘Un frontón para el recuerdo’ del arquitecto Luis Peña Gantxegi.
En 2021 la Sociedad de Ciencias Aranzadi procedió a la exhumación de este enterramiento. Las diversas pruebas genéticas han confirmado la identidad de uno de ellos, Hipólito Berasategi Alcalde, gracias al ADN donado por su hija, Josefa Berasategi, una persona muy activa en la búsqueda de su padre, y recuperación de la memoria histórica.
Félix Rodríguez Arana, natural de Tolosa y vecino de Pasaia, afiliado a la UGT, durante la guerra combatió como miliciano en los batallones ‘Guipuzcoa’ y ‘Karl Liebknecht’, constaba como desaparecido de guerra, fallecido el 19 de junio de 1937, pero se desconocía el lugar donde fue inhumado.
Sus restos fueron localizados y exhumados de la fosa común descubierta en el cementerio de Begoña en 2022 y la identificación ha sido posible gracias al ADN donado por su hija, de 86 años de edad.
Hasta la fecha, se han podido identificar los restos de 7 gudaris y milicianos recuperados de la fosa común de Begoña. El Instituto de la Memoria sigue en contacto con familias de desaparecidos de la Guerra Civil para su identificación, a través del cotejo de muestras de ADN.
Francisco de la Cruz Orellana natural y vecino de Quintana de la Serena (Badajoz), es una víctima de la prisión franquista de Orduña. Agricultor, casado, padre de 2 hijos, fue detenido y tras pasar por varias prisiones en Badajoz, fue trasladado a la Prisión Central de Orduña el 31 de enero de 1940, Murió algo más de un año después, el 17 de abril de 1941, cuando tenía 68 años.
Si bien sus restos fueron exhumados del Cementerio de Orduña en 2014, su familia, residente en Mallabia (Bizkaia), contactó con Gogora en 2022, a raíz de la noticia de la exhumación de nuevos restos en el cementerio de la localidad. El cotejo de las muestras de ADN ha permitido llevar a cabo la novena identificación.
Gogora sigue trabajando para tratar de identificar los restos pertenecientes a 70 personas, exhumadas del cementerio Orduña en las excavaciones realizadas en 2014 y 2022. Para ello está en contacto con 65 familias de fallecidos en la prisión para la toma de muestras de ADN y su posterior cotejo.
Entrega de los restos de Bernardo Rodríguez Rincón
El próximo 2 de diciembre, Gogora entregará a la familia los restos de Bernardo Rodríguez Rincón, víctima también de la prisión franquista de Orduña. La entrega será en el cementerio de Legorreta, y seguidamente, la familia procederá a la inhumación en un acto privado.
Bernardo Rodríguez era natural de Rincón Campanario (Badajoz), labrador, casado y padre de cinco hijos. Tras ser detenido y pasar por varias prisiones, fue trasladado al Centro Penitenciario de Orduña, donde falleció el 20 de marzo de 1941 a los 60 años.
Su cuerpo fue recuperado en 2022 en el Cementerio de Orduña.